SITRANS P320/420

El primer transmisor de presión con manipulación remota de seguridad

Descripción

SITRANS P320/420 es el primer transmisor de presión del mercado que permite la manipulación remota de seguridad. La manipulación remota de seguridad de los aparatos mediante SIMATIC PDM ahorra mucho tiempo durante la puesta en marcha SIL: en lugar de programar cada transmisor de presión in situ directamente en la instalación, el usuario puede programar todos los aparatos desde el puesto de control. Esto reduce el tiempo de puesta en marcha, sobre todo en aplicaciones que exigen seguridad funcional.

Los transmisores son especialmente adecuados para aplicaciones críticas para la seguridad, como es el caso en los sectores de la industria química, del petróleo y del gas, así como en la producción de electricidad.

Además, el intervalo de mantenimiento de ambos transmisores de presión es considerablemente mayor que el de otros transmisores similares disponibles en el mercado. Gracias a un intervalo de prueba de hasta 15 años en lugar de cada dos años, disminuyen en gran medida los costes de mantenimiento.

El tiempo de respuesta reducido de los aparatos optimiza la eficiencia del proceso; el sistema de control puede reaccionar con mayor rapidez a los cambios en el entorno de la aplicación.

Entre las características de facilidad de uso del SITRANS P320/420 se encuentra una nueva pantalla HMI más grande y mejorada que permite ver de un vistazo todos los estados del aparato. El manejo es cómodo y rápido gracias a la programación de cuatro teclas, la compatibilidad con NAMUR NE107 y el asistente de inicio rápido.

Información detallada

Precisión:

0,065 % (SITRANS P320), 0,04 % (SITRANS P420)

Tiempo de respuesta:

hasta 105 ms

Estabilidad a largo plazo:

≤0,125 % / 5 años

Celdas de medición:

de 20 mbar a 700 bar

Certificación SIL-2/3:

desarrollado según las normas IEC 61508 
Comunicación HART7


Ventajas

  • Homologación SIL-2/3 completa

  • Tiempo de puesta en marcha reducido gracias a la manipulación remota de seguridad

  • Idoneidad para entornos rudos gracias a sus materiales robustos

  • Fácil manejo gracias a la pantalla clara y comprensible y a los símbolos de diagnóstico según NAMUR NE107

  • Menores costes de mantenimiento gracias a un intervalo de prueba de hasta 15 años

  • Reacción rápida y optimización de los procesos gracias a un tiempo de respuesta reducido